Habitaciones estilo shabby chic

Habitaciones estilo shabby chic

Dormitorio romántico shabby chic

Cuando se habla de elegancia y confort, este diseño es todo lo que necesitas. Es atemporal y se caracteriza por muebles rústicos y patinados, decoración vintage y capas de materiales confortables. El nombre shabby chic estableció sus raíces en el siglo XVIII en Gran Bretaña como réplica de la estética realizada en los grandiosos salones campestres.

El estilo elegante y romántico desbanca a otros opulentos como el art déco. Los muebles antiguos limpios, blancos y de lino son un rasgo distintivo. Los muebles desgastados suelen estar coloreados con paletas blancas, motivos florales, tonos apagados y volantes.

La naturaleza vintage crea una sensación de arraigo y cuanto más se desgasta lo natural, más complementa el estilo. A la hora de comprar antigüedades, especialmente muebles vintage para tu dormitorio shabby chic o para tu estilo cottage, asegúrate de que sean resistentes y puedan soportar el paso del tiempo.

Los materiales raídos pueden arreglarse pero, un armazón inflexible puede derrumbarse en cualquier momento. No obstante, elígelos en función de tu personalidad. Los muebles antiguos para el comedor o los estilos de interiorismo suelen tener un rasgo decorativo nouveau.

¿Sigue de moda el estilo shabby chic en 2022?

En 2022, el estilo shabby chic ha evolucionado para incluir menos adornos exagerados y centrarse más en lo acogedor. En los últimos dos años se ha pasado más tiempo en casa, por lo que la comodidad se ha convertido en un elemento clave del interiorismo. La versatilidad del shabby chic puede trasladarse a apartamentos urbanos o casas de campo.

  Luces led para habitacion juvenil

¿Cómo hacer que mi habitación parezca shabby chic?

Para llevar el look shabby chic a tu dormitorio, sólo necesitas algunos muebles artísticamente desgastados combinados con una suave paleta de colores pastel y algunos toques glamurosos. Mezcla sábanas de flores o rayas, un poco de botones y ¡voilà! Tendrás un dormitorio confortable y très chic.

Decoración shabby chic online

El estilo shabby chic probablemente nos trae a la mente volantes, encajes y muebles desgastados. Aunque hoy en día no se oye con frecuencia, lo cierto es que no ha desaparecido, simplemente ha cambiado de nombre. El shabby chic, muy popular en la década de 1990 y registrado por la diseñadora Rachel Ashwell en 1989, combinaba los mejores aspectos del estilo rústico, el encanto vintage, la reutilización económica de muebles y otros objetos, y el estilo desenfadado. Con el tiempo, este estilo perdió popularidad, pero en los últimos dos años ha experimentado un auge.

Ha vuelto a convertirse en uno de los temas de decoración favoritos, a menudo denominado “cottagecore” o “cottage style”, y a menudo también “shabby chic”. Lo básico es lo mismo, pero el look se ha adaptado para reflejar los gustos contemporáneos con menos complicaciones. Pero hay algo que nunca cambiará: el ambiente informal, cómodo y acogedor de este alegre estilo de decoración.

Muebles de dormitorio shabby chic

Aunque el salón predominantemente blanco en su conjunto funciona bien, uno de los detalles más interesantes en él son los dos tableros turquesa visibles en la mesa de centro, lo que demuestra la diferencia que puede suponer en una habitación incluso el más mínimo contraste de color.

  Cestas para decorar baños

La combinación de accesorios y muebles, ya sea en términos de color o estampado, aporta un bonito contrapunto a una habitación. El ejemplo anterior del par de cojines y sillas rosas a juego está hecho con sutileza. No parece artificial y, de hecho, es tan discreto que pasa desapercibido.

Los diferentes tonos de la misma paleta de colores se utilizan con gran efecto en esta sala de estar, que parece un poco recargada, pero a la que la fuerza y consistencia de su combinación de colores da coherencia y estructura. Los tonos neutros garantizan que la mirada no se desvíe del diseño de los muebles y las ventanas.

Uno de los aspectos más importantes de la decoración shabby chic es la reconstitución de maderas viejas y otros materiales para potenciar la estética desgastada. En este ejemplo, puedes ver los tablones que se han recuperado para construir la mesa de centro y los viejos sacos que se han convertido en fundas de sofá.

Ideas de salones shabby chic

No hay duda de por qué el diseño shabby chic es tan atractivo para muchos. Cuando se hace bien, este estilo logra el equilibrio perfecto entre una sensación relajada y un aspecto cuidado. Ofrece un ambiente artístico pero elegante, además de dar al diseñador mucha libertad para aportar su propio toque. Sin embargo, si nunca has montado una habitación así, puede resultar un poco intimidante. A veces es difícil crear espacios menos estructurados que parezcan más resueltos que desordenados. Ahí es donde entramos nosotros. Hemos recopilado los secretos que necesitas saber para hackear la estética shabby chic. Lee estos consejos para aprender a añadir la estructura necesaria a tu diseño sin sacrificar ni un ápice de ese aire bohemio. Tenlos en cuenta y serás capaz de conseguir este tipo de look en todo momento.

  Cortinas de baño de diseño

Para que un proyecto de interiorismo tenga éxito, hay que dar y tomar. Aunque todos los elementos desempeñan un papel importante en el conjunto de la habitación, algunos deben desempeñar un papel más discreto para dejar que otros brillen. Dado que muchas piezas shabby chic son atrevidas y coloridas, el fondo de estos espacios debe ser neutro para equilibrarlas. Para que conste, cuando decimos “fondo” nos referimos a los elementos estructurales de la habitación, como paredes y suelos que no forman parte de tus objetos personales. Considera la posibilidad de pintar las paredes en tonos neutros claros, como el blanco o el tostado, y de optar por suelos de madera sencillos.Ten en cuenta que un fondo neutro no tiene por qué ser aburrido. Siéntase libre de centrar su diseño en torno a elementos arquitectónicos como una chimenea o estanterías empotradas. O considere la posibilidad de añadir una capa extra de interés visual a las paredes con pintura texturizada.