Habitaciones juveniles para varones

Habitaciones juveniles para varones

Diseño de habitaciones pequeñas para niños

Los espacios infantiles son una gran oportunidad para añadir múltiples capas de color, pero resiste la tentación de pasarte con demasiados tonos saturados. Inspírate en un cojín o en una alegre alfombra a rayas y combina varios tonos apagados que no abrumen con colores opuestos. La habitación de este niño presenta tranquilos tonos azules, grises y blancos, con pequeñas dosis de verde brillante para divertirse.

Enseña a tu pequeño los entresijos de la organización con un almacenaje claro en el dormitorio. Lo que antes era una estantería se convirtió en el hogar de los juguetes, recuerdos y juegos de este niño. Con lugares claramente definidos para cada cosa, es más probable que tu hijo quiera limpiar después de jugar.

Este diseño va a por todas con rayas de diferentes tamaños y colores, pero el esquema subyacente de azul, amarillo y blanco une todo el espacio. Los colores primarios son siempre una buena apuesta para las habitaciones infantiles y pueden adaptarse a un dormitorio más maduro en el futuro del niño.

Las paredes blancas son todo menos aburridas cuando se combinan con una colcha de estampado llamativo en la decoración del dormitorio de un niño. El naranja soleado, el azul brillante y los toques de verde lima crean una combinación de colores llena de vida. Las paredes blancas del dormitorio y las estanterías abiertas crean un fondo neutro que combinará perfectamente con cualquier estilo de decoración a medida que cambien los gustos.

Decoración de habitaciones infantiles

Diseñar el dormitorio de un niño es todo un reto. Aunque usted quiera renunciar a las paredes de neón, la ropa de cama de superhéroes y las pilas de juguetes, el ocupante de la habitación puede tener otras ideas. Puede ser tentador sucumbir a las peticiones de tu pequeño, pero recuerda que sus gustos aún están evolucionando. Además, hay muchas formas elegantes de encontrar un punto intermedio con ideas juveniles y refinadas a la vez. Desde papeles pintados atrevidos hasta muebles caprichosos, la habitación de un niño puede diseñarse con un estilo que se adapte a su personalidad. Aquí tienes 31 habitaciones de chicos con ideas de diseño lo bastante chic como para robarlas para ti.

  Barra de cocina con taburetes

Lleva la diversión del patio de recreo a tu casa. Una cama columpio añade fantasía a cualquier habitación y crea un ambiente etéreo. La diseñadora Nicole Fuller colgó la cama del techo en esta casa de Nueva York.

Mientras que a algunos niños les encantan los superhéroes, otros pasan el tiempo perdiéndose en las páginas de los cuentos de hadas. Una forma de crear un tema para la hora de dormir es utilizar de forma destacada los personajes de un cuento favorito como elemento de diseño. En este dormitorio infantil de Quogue, Nueva York, el diseñador Rodney Lawrence instaló un mural de colores apagados con los personajes de Donde viven los monstruos.

Ideas para el dormitorio de un niño de 13 años

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¿Es Superman? No, no lo es. Ya no lo es. El héroe que giraba alrededor de la Tierra y luchaba contra Lex Luthor ha sido sustituido en gran medida por Spiderman, que gira telarañas y escala paredes, pero así son las preocupaciones de los niños pequeños: fugaces y siempre cambiantes. Lo que sí parece eterno, sin embargo, es la atracción por el rojo, el blanco y el azul, y una combinación de colores como ésta suele ser un buen punto de partida a la hora de conceptualizar la habitación de un niño. En estas imágenes de Pottery Barn y Pure Deco, esta paleta de colores aparece repetidamente. Para los padres conscientes de su estilo, cuyos hogares son a la vez una escapada relajante y una fuente de orgullo, un tema náutico, de cuadros escoceses, de guinga o deportivo (con detalles en marrón chocolate) podría existir fácilmente en un hogar con un aire más sofisticado.

  Telefonos de los 80

Las modas, por supuesto, van y vienen, y a medida que los niños crecen y se convierten en hombrecitos, acumulando cada vez más parafernalia por el camino, los padres siempre estarán agradecidos por el almacenamiento. El almacenaje, tanto móvil como empotrado, no sólo es un complemento necesario y muy funcional para la habitación de un niño, sino que a menudo es algo que los niños disfrutan. Equipar el dormitorio de tu hijo con una litera o una combinación de litera y espacio para los deberes no sólo ahorrará espacio y fomentará el estudio (con suerte), sino que te hará muy popular. La perspectiva de subir a la cama por una escalera y poder contemplar su reino en las alturas es realmente emocionante. Dependiendo del número de niños, otras soluciones para ahorrar espacio, como un conjunto de cama nido desplegable, son sin duda una inversión que merece la pena, aunque sirva para alojar a los invitados ocasionales a dormir fuera de casa.

Cómo decorar la habitación de un chico de 16 años

A la hora de soñar con ideas creativas para la habitación de los niños, los objetivos pueden variar: puede que quieras más espacio para guardar los juguetes, una mejor organización, fomentar una afición favorita, facilitar los deberes o simplemente vestir un espacio monótono. Estas ideas de dormitorios infantiles demuestran que cualquier espacio puede transformarse gracias a una decoración asequible, muebles, pintura y, lo más importante, creatividad. Tanto si tu estética es extravagante y atrevida como si es simplemente serena, ten en cuenta estas ideas de habitaciones para niños y niñas que transformarán por completo cualquier espacio y sorprenderán a los más pequeños. Además, no olvide echar un vistazo a nuestras ideas de diseño favoritas para dormitorios de adolescentes y dormitorios principales.

  Dormitorios matrimonio modernos blancos

¿Por qué no utilizar la habitación de los niños para fomentar e inspirar su creatividad? Esta combinación de dormitorio infantil y cuarto de juegos, diseñada por Emily Henderson, incluye un muro de escalada junto a un elegante espacio de almacenamiento.

Los juguetes de los niños son muy valiosos para ellos, incluso cuando ya no juegan a diario. Es entonces cuando puedes crear un expositor que haga honor a la importancia de sus objetos, elevando los peluches y juguetes a un espacio dedicado pero ordenado y fuera de su alcance.