Como hacer ambientador casero en spray

Como hacer ambientador casero en spray

Ambientador casero en spray

Los ambientadores son productos de consumo que normalmente emiten fragancias y se utilizan en hogares o interiores comerciales como baños, pasillos, vestíbulos y otras áreas interiores más pequeñas, así como en áreas más grandes como vestíbulos de hoteles, concesionarios de automóviles, instalaciones médicas, arenas públicas y otros grandes espacios interiores. Los ambientadores para coches se utilizan en los automóviles. Como fuente de olores, se fabrican bloques desodorizantes específicos para inodoros y urinarios.

Existen muchos métodos y marcas diferentes de ambientadores. Algunos de los distintos tipos de ambientadores son los ambientadores de ventilador eléctrico, los sistemas de limpieza higiénica de control de olores por goteo por gravedad, los difusores de aroma evaporativos pasivos no mecánicos, los dispensadores de niebla temporizada en aerosol dosificado, los sprays, las velas, los aceites, los geles, las perlas y los plug-ins.

Algunos ambientadores contienen sustancias químicas que provocan síntomas de alergia y asma o son tóxicas. La ambientación no sólo se limita a los modernos sprays, sino que también puede realizarse con productos orgánicos y artículos de uso cotidiano. Aunque los ambientadores se utilizan principalmente para eliminar olores, algunas personas los usan por los olores agradables que emiten.

  Como hacer cajas para bombones de chocolate

 

¿Cómo se hace un spray ambiental de larga duración?

Mezcla media taza de bicarbonato de sodio con varias gotas de tu aceite esencial o spray ambiental favorito. A continuación, añade esta mezcla a una botella y déjala reposar durante 24 horas.

¿Qué ingredientes se utilizan para fabricar ambientadores?

Además de los adsorbentes, oxidantes, tensioactivos y desinfectantes enumerados anteriormente, los ingredientes de los ambientadores pueden incluir fragancias, propulsores de aerosoles, conservantes y disolventes como el aceite mineral o el 2-butoxietanol y otros éteres de glicol.

Ambientador natural en spray

El bicarbonato de sodio tiene muchos usos en casa, pero probablemente el más eficaz sea como absorbente de olores. Por eso es el ingrediente ideal para ambientadores sanos, ecológicos y económicos. Tanto si quieres un ambientador en spray para toda la casa, un ambientador de mesa para una habitación concreta o un ambientador para una alfombra maloliente, el bicarbonato de sodio puede hacer el trabajo. Sólo tienes que mezclarlo con los ingredientes adecuados para maximizar sus beneficios.

  Belen con corchos de botellas

Para hacer ambientador de bicarbonato de sodio en spray, empieza por combinar 1 cucharada de bicarbonato de sodio con 5-6 gotas de un aceite esencial. A continuación, vierte la mezcla en una botella de spray vacía, añade agua suficiente para llenar la botella y agítala bien. Alternativamente, para preparar un ambientador de mesa con bicarbonato sódico, mezcla ½ taza de bicarbonato sódico y 15-20 gotas de aceites esenciales en un pequeño tarro de cristal. A continuación, cubre el tarro con una estopilla o un paño de algodón o lino, que puedes sujetar con una goma elástica, para que el aroma salga del tarro.

Ambientador de baño casero

Hacer ambientadores caseros no era algo que me hubiera planteado hasta que empecé a usar aceites esenciales en casa con regularidad. ¡Me encanta la posibilidad de elegir el aroma y crear el olor de casa que deseo mientras supero los olores no tan buenos!

Me encanta que mi casa huela a fresco y, admitámoslo, ¡una casa llena de cuerpos puede crear muchísimos olores no deseados y desagradables por un sinfín de razones! Los palitos de canela ya no son suficientes. Por eso estamos haciendo nuestros propios ambientadores para mantener un aroma fresco en nuestra casa sin ningún producto químico tóxico.

  Decoracion para arbol de navidad

Puede que a algunos les parezca una idea descabellada, pero la buena noticia es que hay una forma fácil de hacer un bonito ambientador con un aroma delicioso. Despídete de las fragancias artificiales y da la bienvenida a esta alternativa natural.

Nos encantan los aceites esenciales. Huelen realmente bien y no te dan esa “resaca” de aroma que puedes tener al oler los sustitutos químicos… piénsalo la próxima vez que camines por el pasillo de los detergentes en tu supermercado local.