Ideas para cubrir sofás

Ideas para cubrir sofás

Soluciones para cubrir los sofás

En un mundo de ensueño, compras un sofá y lo tienes para toda la vida porque está bien hecho y tiene una silueta clásica que encaja con tu estilo en constante evolución. Por desgracia, la realidad es que encargar un sofá nuevo puede llevar meses, así que mientras esperas, tenemos la solución para ti. Olvídate del retapizado, que puede costar una fortuna, lo mejor son las fundas de sofá. Sí, probablemente tu abuela fue la primera en presentarte las maravillas de esta sencilla pero eficaz herramienta de transformación, pero hoy en día no tienes que poner una sábana grande sobre tus muebles para darles un nuevo aspecto. Las mejores fundas de sofá están confeccionadas a medida: algunas tienen lazos para darle un aire más rústico, mientras que otras son elásticas y se adaptan a tapicerías de distintas formas. Basta con colocar una sobre la pieza que ya tienes y disfrutar de lo que parece un sofá completamente nuevo. Aunque la mayoría no son de talla única, las hay de todas las formas y tamaños.

Las fundas son igual de eficaces para probar un nuevo color o estilo sin tener que comprar más muebles. Piénsalo como un abrigo: te lo pones durante una temporada y lo cambias cuando cambia el tiempo (o tu estilo).

  Revestimiento pared madera dormitorio

 

Juego de fundas de sofá

Tanto si su sofá es nuevo como si tiene décadas, una funda lavable le ayudará a mantenerlo siempre fresco. No es necesario volver a tapizarlo. Con una funda de sofá, puede cambiar por completo el color o la textura de su asiento actual, o puede volver a cubrirlo con un material que se parezca, dándole un aspecto como nuevo. Estos productos son rápidos y sencillos de usar, y ofrecen una solución de decoración que le permite conseguir el aspecto que desea en un abrir y cerrar de ojos.

diseños de fundas de sofá

Las fundas adicionales te ayudan a mantener tu sofá en buen estado durante más tiempo y te permiten renovar su aspecto sin tener que comprar un sofá nuevo.

En el salón se vive mucho. Y allí donde pasa la vida, inevitablemente te sorprenderán accidentes inesperados. Las fundas de sofá ayudan a proteger tus muebles contra la suciedad y las manchas que a veces son consecuencia de esos accidentes.

Un breve momento de torpeza provoca un derrame repentino. Un momento de falta de atención y tendrás huellas de barro por todo tu mueble favorito. Pero estás tranquilo como una lechuga. Porque sabes que las fundas de tu sofá son lavables. Volverán a lucir como antes en un santiamén. Y si eso no es una razón para usar fundas extra, no sabemos cuál lo es.

  Ideas para hacer un portal de belen

La tendencia de utilizar tus pertenencias el mayor tiempo posible ha llegado para quedarse. Por eso, tus muebles deben resistir el paso del tiempo. Deben soportar las reuniones familiares, las noches de cine, las fiestas de pijamas, las cenas, los juegos de los niños. Día tras día, año tras año.

Elegir fundas de sofá

Tu sofá es el centro de tu salón, y muy a menudo, lo primero que ves cuando entras en tu casa. Al final de un largo día, antes de caer en la cama, lo más probable es que caiga en su sofá. Posiblemente sea el mueble más utilizado por invitados, amigos y familiares.

Aunque hoy en día hay muchos diseños de sofás modernos y elegantes, que a menudo se venden y compran ya hechos, hay muchas oportunidades para explorar ideas únicas de diseño de fundas de sofá. Puede que esté rehaciendo la tapicería de un sofá que ya tiene, comprando una nueva funda de sofá desmontable o incluso encargando un diseño de funda de sofá a medida.

Aunque no esté totalmente preparado para hacer un cambio, nunca es demasiado pronto para explorar ideas y diseños de fundas de sofá que se adapten a su estilo y necesidades. Si eres un adulto joven, vives con compañeros de piso o estás preparando tu casa para una familia, hay una amplia gama de ideas de fundas de sofá que cumplen todos los requisitos para la casa de tus sueños.

  Manualidades con tapones de corcho

Al explorar las ideas de diseño de fundas de sofá, tendrá que tener en cuenta la habitación en la que se encuentra el sofá, el tipo de sofá y el ambiente que desea crear. También deberá tener en cuenta el clima de su ciudad, el tamaño de su espacio y, por supuesto, el estilo de vida y la edad de las personas que utilizarán el sofá.