Como cuidar un ficus

Como cuidar un ficus

Cómo cuidar el ficus

El ficus benjamina, también conocido como higuera llorona, es un árbol de interior muy popular por su facilidad de cultivo y su relativamente bajo mantenimiento. Manteniendo el clima adecuado y manteniendo la tierra sana, puedes tener un ficus de interior que crezca durante años.

Para cuidar una planta de ficus, plántala en una maceta llena de perlita, musgo de turba y compost, y colócala en algún lugar con luz indirecta, donde la temperatura se mantenga entre 65 °F y 75 °F. Intenta evitar exponerla a temperaturas inferiores a 50°F durante periodos prolongados, ya que el ficus es una planta tropical que prefiere el calor. Comprueba la tierra con el dedo de vez en cuando y riega la planta siempre que la tierra esté seca a 5 cm de profundidad.

 

¿Con qué frecuencia se debe regar un ficus?

La planta de Ficus prefiere secarse un poco entre riegos, pero no dejes que la tierra se seque por completo. Te recomiendo que riegues tu árbol cada 5 a 7 días, o cuando la pulgada superior de la tierra esté seca. Si decidet colocar su planta en el exterior como planta de patio, necesitarás un programa de riego más frecuente.

¿Cómo se cuida un ficus de interior?

Los ficus adoran la luz solar brillante e indirecta, y mucha. Tu planta disfrutará pasando tiempo en el exterior durante el verano, pero protéjela de la luz solar directa a menos que se haya aclimatado a ella. Durante el invierno, mantén la planta alejada de las corrientes de aire y no permitas que permanezca en una habitación a menos de 55-60 grados F.

  Jardines hechos con llantas

¿Es el ficus una buena planta de interior?

Los ficus -también llamados higos- se encuentran entre las plantas de interior más populares, y por una buena razón. Son plantas de interior fáciles de cultivar y ofrecen una gran variedad, desde tipos bajos de cubierta vegetal hasta árboles altos.

 

Cuidados del ficus benjamina

El Ficus benjamina, una planta de interior siempre popular, se ha convertido en una planta ornamental y de interior muy apreciada en todo el mundo. Su rusticidad la convierte en una planta ideal para cultivar tanto para principiantes como para cultivadores experimentados. Hay muchas variedades de ficus, todas las cuales pueden prosperar fácilmente en la mayoría de los espacios interiores.

Los ficus son conocidos como purificadores del aire. Como cualquier planta de interior, eliminan el dióxido de carbono y producen oxígeno, pero algunos tipos de ficus, como el árbol del caucho, son especialmente eficaces para filtrar las toxinas. La NASA también descubrió que los ficus eran competentes en la eliminación del formaldehído y otras sustancias químicas del aire circundante durante las pruebas de laboratorio.

Puedes hacer que tu espacio sea aún más atractivo visualmente mezclando cultivares de ficus. Estos subtipos de Ficus benjamina especialmente criados tienen coloraciones únicas, con hojas verdes y blancas abigarradas u hojas con distintos tonos de verde. Algunos cultivares comunes son Naomi, Exotica, Audrey y Golden King.

Los ficus producen savia que, si se toca directamente, puede provocar una reacción alérgica e irritación de la piel. Si nota que su planta “suda”, puede colocar temporalmente periódicos debajo del ficus para recoger la savia que gotea. Si la consumen, esta savia es tóxica para las mascotas, así que mantén a tus amigos peludos lejos de tu ficus.

  Como podar un limonero

Cómo cuidar una planta de ficus

Las plantas de ficus pueden encontrarse en muchos hogares del país. Son plantas estupendas para decorar casas o como centro de mesa en una habitación. Los hay de muchas formas y tamaños: algunos tienen pequeñas hojas verdes lloronas, mientras que otros presentan un variegado rubí extra grande.

Estos árboles de interior pueden soportar varias condiciones de luz, desde la luz baja hasta la luz solar indirecta y brillante. Asegúrate de elegir el mejor lugar de tu casa y dejar el árbol allí de forma permanente. Mover tu árbol por la casa podría hacer que se le cayeran las hojas debido a un cambio ambiental. Si decides sacar tu Ficus al exterior, prepárate para que se le caigan las hojas al principio. Asegúrate de colocarlo en un lugar luminoso que reciba luz por la mañana y sombra por la tarde. En poco tiempo, a tu árbol le crecerán nuevas hojas y prosperará en el exterior mientras el clima lo permita.

Cómo cuidar un ficus elastica

El Ficus Alii (Ficus maclellandii), comúnmente llamado higo de hoja de plátano por la forma larga y delgada de sus hojas, es una especie nativa del sureste de Asia, India y China. Más fácil de cuidar que sus primos -el Ficus Benjamina y el Fiddle Leaf Fig-, el Ficus Alii es también menos propenso a dejar caer sus hojas debido a condiciones ambientales imperfectas. Esto lo convierte en un árbol de interior menos intimidante, pero no menos espectacular.

  Como cuidar el ciclamen

Al igual que la mayoría de los ficus, el Alii debe colocarse en un lugar donde reciba mucha luz indirecta. No le van bien los periodos prolongados de luz solar directa, pero esta planta no tolera las condiciones de poca luz. Lo ideal es colocarla directamente en una ventana orientada al este o a unos metros de una ventana orientada al sur o al oeste.

Asegúrate siempre de evaluar las necesidades de riego de tu planta al recibirla. Antes de dar de beber a tu planta, es mejor que compruebes primero el nivel de humedad de la tierra para asegurarte de que no está húmeda bajo la superficie. Además, considera la posibilidad de airear la tierra de tu planta antes del riego inicial. La tierra se compacta para evitar que se desplace durante el transporte, por lo que airearla puede ayudar a que la tierra respire y permita que se libere la humedad.