Cuando se podan los cerezos

Cuando se podan los cerezos

Podar los cerezos para mantenerlos pequeños

Es cierto que las cerezas y ciruelas cultivadas al aire libre suelen requerir muy poca poda, sobre todo en comparación con las manzanas y las peras.

Si se hereda un árbol demasiado grande que está fructificando, pero que corre el riesgo de autodestruirse debido a la longitud de las ramas y al peso de la fruta, se pueden apuntalar o atar las ramas hasta que se coseche la fruta.

Si los árboles grandes y viejos requieren una “poda de renovación”, puede ser mejor llamar a un experto para que lleve a cabo la tarea.    Esto se debe a dos razones principales: en primer lugar, el tamaño de la rama que hay que cortar puede requerir una motosierra y, en segundo lugar, el volumen de restos que hay que eliminar puede ser más considerable de lo que crees.

 

Cómo rejuvenecer un cerezo viejo

La poda de un cerezo es necesaria para crear las condiciones adecuadas para que el árbol dé hermosos frutos año tras año. Los cerezos jóvenes deben podarse en forma de jarrón para permitir que la luz y el aire circulen por las ramas del árbol. A medida que el árbol madura, también hay que podar las ramas viejas y las hojas muertas. Al dirigir tu árbol joven, creando un espiral de andamiaje, y continuando con la poda del árbol a medida que madura, puedes promover el crecimiento y la salud en general.

  Como decorar una terraza pequeña

Antes de podar tu cerezo, mídelo y pódalo sólo si es más alto de 30 pulgadas. Para descabezar el árbol, corta en diagonal la parte superior para que el árbol tenga entre 24 y 36 pulgadas de altura, ya que esto ayudará a prevenir la podredumbre. Espera al menos un año antes de podar un espiral de andamios, que son 4 ramas que se extienden desde el árbol. Cuando llegue el momento de podar el verticilo, recorta las 4 ramas a 24 pulgadas de longitud y deja 2 ramas más pequeñas en cada una de las 4 ramas principales. A medida que el árbol crezca, crea un segundo verticilo de andamios un año después.

Época de poda del cerezo

Se puede realizar una poda ligera en verano, pero el mejor momento para podar es en invierno en un día seco. El tipo de poda más eficaz es un sistema de líder central con 3-5 laterales (ramas) que se desprenden. Deja que el líder central crezca hasta unos 70 cm y luego poda la parte superior para que el árbol se ramifique. Repite este proceso. Poda la madera enferma o muerta y también las ramas que se cruzan. Lo que quieres es conseguir una forma de jarrón abierto para asegurar que el sol entre para madurar la fruta y que haya un buen flujo de aire para evitar la propagación de enfermedades. Pinta cualquier corte grande de más de 3-5 cm con una pintura a base de agua o pasta de poda para evitar que entren enfermedades en la planta. Realiza el corte de forma inclinada para que el agua se escurra y no se acumule; por eso es mejor podar en un día seco.

  Cuando se podan los rosales

Todos los árboles frutales necesitan ser podados y los cerezos no son una excepción. Ya sean dulces, amargos o llorones, saber cuándo podar un cerezo y conocer el método correcto para recortar las cerezas son herramientas valiosas. Por lo tanto, si quieres un cerezo que te proporcione la máxima producción de fruta, facilidad de cosecha y cuidado, y que tenga un aspecto estético agradable, tendrás que podar tu árbol.

La poda de cerezos, o de cualquier árbol frutal, es de suma importancia. La razón principal para podar los cerezos es asegurar el acceso más óptimo a la luz solar. La poda de cerezos permite la aireación, permitiendo que los canales de luz penetren en el árbol, lo que permite una mejor cuajada de los frutos, la facilidad de la cosecha y la capacidad de combatir o frustrar las enfermedades.

  Como decorar un jardin

Así que, en esencia, cuando se poda un cerezo, se le permite desarrollar una forma adecuada, dando una fruta de mayor calidad antes en su vida y permaneciendo más saludable en general. Los árboles que han sido podados o formados de forma inadecuada tienden a tener ángulos de rama erguidos, lo que puede provocar daños en las ramas cuando se produce mucha fruta.