Cuidados de un bonsai

Cuidados de un bonsai

Los mejores árboles para bonsái

Prevenga que sus árboles bonsái se marchiten y evite su muerte prematura. Saber cómo cuidar un Bonsái le ayudará a disfrutar de una próspera miniatura de su especie arbórea favorita durante años o incluso décadas.

En la mayoría de los hogares, el único lugar donde un Bonsái prosperará es en una ventana orientada al Sur. Mucha luz es esencial para la salud de su árbol. Si su Bonsái se coloca a pocos metros de una ventana, la intensidad de la luz disminuirá significativamente, ralentizando o deteniendo su crecimiento y, en última instancia, matándolo.

No riegue su árbol si la tierra está húmeda, pero evite que se seque. Como principiante, puedes utilizar el dedo para comprobar (a un centímetro de profundidad) la humedad del suelo. Si está seca, riega tu árbol. Con el tiempo, serás capaz de ver en lugar de sentir cuándo es el momento de regar tu árbol.

 

Bonsái en casa y sus cuidados

¿Sabe cómo cuidar un bonsái? El cuidado y mantenimiento de los bonsáis es bastante complejo y requiere más atención que una planta de interior normal. Pero, una vez que conozca los principios básicos del cuidado de los bonsáis, podrá cultivar y mantener cualquier bonsái.

Puede hacer bonsáis de cualquier árbol o planta, conociendo las técnicas adecuadas de cuidado y estilización. Los bonsáis son recreaciones de sus árboles madre. Por tanto, necesitan unas condiciones ideales similares a las del árbol padre, como luz, humedad y nutrición del suelo.

  Como cuidar las petunias

También es necesaria una poda adecuada para mantenerlos en la forma deseada y provocar la floración y fructificación en el momento adecuado. Por lo tanto, si se tienen en cuenta estos aspectos básicos, el cuidado de un bonsái no es tan difícil como parece.

Los árboles o plantas bonsái no deben malinterpretarse como enanos. Más bien son miniaturas de su árbol madre cultivadas en pequeñas macetas. Los bonsáis se podan y mantienen de forma que parezcan una versión mucho más pequeña de su tamaño natural.

El cultivo del bonsái es una forma de arte japonés. Pero, esta forma de arte se derivó de las antiguas prácticas agrícolas chinas. Por tanto, podemos decir que el cultivo de bonsáis es una fusión de conocimientos hortícolas y arte.

Cómo hacer un bonsái

El cuidado de un bonsái no es tan difícil como parece. Sin embargo, dado que los bonsáis se plantan en pequeñas macetas, existen algunas pautas básicas para su colocación, riego y trasplante.

Aunque los Bonsáis son más delicados que el resto de plantas de interior, unas pocas normas básicas deberían permitir a cualquiera cuidar de su árbol adecuadamente. Preste especial atención a dónde lo coloca y cómo regarlo correctamente.

Determinar cuál es el lugar óptimo para colocar sus Bonsáis puede ser difícil, ya que hay que tener en cuenta varios factores (clima local, época del año, etc.). Pero el factor decisivo es la especie del árbol y, en particular, si su Bonsái es de interior o de exterior.

  Arbustos perennes para terrazas

Posición del bonsái

El bonsái es el arte japonés de cultivar hermosos árboles en miniatura. Casi cualquier tipo de árbol o planta puede ser un Bonsái, con los cuidados y técnicas de estilización adecuados. Lo importante es recordar que un Bonsái es un árbol y tiene las necesidades de un árbol. Los árboles responden a sus cuidados y prosperarán con su atención.

Los bonsáis necesitan luz solar directa, de la que obtienen su alimento. La falta de luz solar directa los dañará, causando un follaje débil y otros problemas. Les gusta recibir entre 5 y 6 horas diarias de luz solar, ya sea en el interior o en el exterior. A todos los bonsáis les gusta estar en el exterior en los meses más cálidos (de mayo a septiembre), aunque hay muchas especies que pueden mantenerse en el interior todo el año. Recuerde que cuanta más luz solar y calor reciba su Bonsái, más a menudo necesitará agua.

Un riego adecuado es esencial para la salud de su árbol. A los Bonsáis les gusta secarse un poco entre riego y riego, pero nunca debe permitirse que se sequen hasta los huesos. Compruebe diariamente si su Bonsái necesita agua presionando firmemente el musgo o la tierra de la base del tronco. Si se siente húmedo o fresco, o como blando y esponjoso, entonces no necesita agua.

  Plantas que ahuyentan los mosquitos

Cuando la tierra esté seca, pon la maceta en un recipiente con agua hasta la base del tronco y deja que el agua empape la tierra. Esto hará que suban burbujas de aire, que son un buen indicador de lo seco que está el árbol. La tierra se saturará muy rápidamente; deje que el agua sobrante escurra.

A los bonsáis no les gusta estar mojados todo el tiempo, ni permanecer en el agua durante mucho tiempo, es malo para su salud. Durante los meses de invierno, puede que riegue una vez a la semana, o incluso menos; en verano, puede que todos los días o cada dos días, dependiendo de la ubicación y el clima. El ciclo variará, así que evite los horarios estrictos y pronto reconocerá las necesidades de riego de su Bonsái.