Claveles sol o sombra

Claveles sol o sombra

Semillas de clavel

Los claveles, conocidos como dianthus (Dianthus caryophyllus), son una planta perenne muy cultivada como flor cortada. ¿A quién no le han regalado alguna vez un ramillete de claveles? Los claveles son una variedad de los dianthus, también conocidos como rosas, porque su gama de colores naturales incluye muchos tonos de rosa, blanco, coral y rojo. Los claveles blancos suelen teñirse de varios colores para las fiestas (como el verde del Día de San Patricio o los colores pastel de Pascua).

Los claveles verdaderos tienen un aspecto alborotado que no desentona en los arreglos florales, y un aroma característico, especiado y ligeramente parecido al clavo, muy apreciado por muchos.

El dianthus se cultiva desde hace más de dos mil años, según se menciona en antiguos textos griegos. Es difícil precisar su lugar de origen, pero algunos botánicos creen que se originó en algún lugar del Mediterráneo. Dianthus se traduce del griego como “flor divina”, mientras que “clavel” es una palabra latina que significa “corona” o “guirnalda”.

Los Dianthus son bastante fáciles de cultivar y cuidar. El Dianthus carophyllus no es tan resistente al frío como otras variedades de dianthus. Aunque a veces se considera que los dianthus son plantas perennes de corta vida, si se dan las condiciones adecuadas, se pueden esperar años de belleza y fragancia.

  Arboles altos para jardin

Son una hermosa elección para el jardín de casa de campo con sus colores vibrantes y fácil cuidado estacional. Deshojarlas después de la primera floración ayuda a que vuelvan a florecer más adelante. Se dan mejor sin mantillo, pero si lo hace, utilice un mantillo natural en lugar de mantillos teñidos.

 

¿Son perennes los claveles?

Los claveles sirven como flores simbólicas en todo el mundo y son las favoritas para los arreglos florales. Son la flor nacional de España, la flor del estado de Ohio, y muchas fraternidades y hermandades reivindican el clavel como símbolo.

Consejos de jardinería: Los claveles son flores perfectas para borduras y quedan muy bonitos en pequeños ramilletes. Los claveles son conocidos por su atractivo follaje verde, que no se marchita hasta mucho después de la temporada de floración.

Plantación: Selecciona un lugar soleado con buen drenaje y separa las plantas entre 9 y 15 pulgadas. Los claveles prefieren un suelo ligeramente alcalino, por lo que se recomienda añadir cal o ceniza de madera al lugar de plantación. Plante los claveles al mismo nivel al que crecían durante el envío y riéguelos bien.

Significado de la flor del clavel

El significado y el simbolismo de los claveles los convierten en una opción popular para regalar a un ser querido en forma de ramo de claveles. Los claveles no sólo se utilizan con fines decorativos, sino que también se usan en infusiones y en productos de belleza hidratantes para la piel.

  Decorar jardin con velas

¿Busca consejos para cultivar claveles? Tanto si quieres empezar desde la semilla como si sólo necesitas algunos consejos para el cuidado de los claveles, nuestra guía te ayudará a cultivar hermosas variedades de claveles en tu propio jardín.

Los claveles son una opción popular para el jardín debido a sus colores brillantes y su amplia variedad. Hay claveles anuales, bienales y perennes, por lo que, dependiendo de tu espacio, seguro que hay una variedad que se adapta a tu jardín. Estas versátiles plantas pueden plantarse en parterres o cultivarse en recipientes como macetas.

Los tres tipos de claveles más populares son los claveles de flor grande, los claveles spray y los claveles de flor enanos. Los claveles de flor grande, o clavel de florista, tienen una flor grande en un tallo y pueden alcanzar de 18 a 24 pulgadas de altura. Los claveles enanos y en espray tienen muchas flores de clavel más pequeñas por tallo y alcanzan de 15 a 30 cm de altura. Son los que suelen encontrarse en los jardines.

Dónde crecen los claveles de forma natural

Los claveles se remontan a la antigua Grecia y la época romana, y su nombre familiar, Dianthus, significa en griego “flor de los dioses”. Los claveles siguen siendo la flor cortada más popular, y mucha gente quiere saber cómo cultivar claveles. Estas fragantes flores debutaron en Estados Unidos en 1852, y desde entonces la gente ha aprendido a cuidarlas. Cualquiera puede aprender a cultivar claveles y disfrutar de la recompensa de tener hermosas plantas de clavel en el jardín.

  Arboles frutales en maceta

El cuidado adecuado de los claveles comienza incluso antes de plantar las semillas. El cultivo de claveles será mucho más fácil si plantas las semillas en una zona que reciba un mínimo de cuatro a cinco horas de sol al día. Utiliza un suelo que drene bien, sin usar mantillo, que podría impedir una buena circulación del aire. Esto te ayudará a cultivar plantas de clavel prósperas.

De seis a ocho semanas antes de que no haya heladas en tu zona, puedes sembrar las semillas de clavel en el interior. Aprender a cultivar claveles de esta forma es fácil y fomentará la floración el primer año para que puedas disfrutar de los frutos de tu trabajo cuidando claveles.